Astún Club Deportivo y Escuela de Esquí de Candanchú.

En todo deporte el trabajo de la cantera es vital para garantizar un futuro. Pero en el mundo de la nieve cobra una vital importancia, ya que hay que tener en cuenta que “el esquí es un deporte que, generalmente, se transmite de padres a hijos, de generación en generación”, comenta Jesús Retornano, presidente del Astún Club Deportivo, la agrupación deportiva mas veterana con sede en Astún. “Nosotros tenemos hasta tres generaciones de socios consecutivas, abuelos padres y nietos”, comenta Retornano. “En realidad somos como una gran familia”.

Desde que el Club con sede en Astún iniciara su actividad, han pasado mas de 4.000 personas y en la actualidad cuenta con más de 300 socios de todas las edades, a partir de 3 años hasta veteranos. “El club surgió con el propósito de conseguir un grupo de aficionados a la nieve, que pudiera practicar el esquí con seguridad, disfrutando del entorno y la calidad de pistas que ofrece la estación y aunando deporte, competición y amistad”, recuerda el presidente.

Aprendizaje y perfeccionamiento.

“Los mas pequeños, este año hemos bajado la edad de acceso hasta los 3 años, aprenden a esquiar con profesores adecuados a su edad y mediante técnicas que aúnan los juegos y la enseñanza”. Según van progresando, el nivel se incrementa y se trabaja mas en aspectos como el estilo y la técnica, “y también tienes la posibilidad de participar en competiciones, locales y nacionales, si así lo desean y reúnen el nivel necesario”. Los adultos también pueden trabajar el estilo y la técnica a través de los cursillos que ofrecen los monitores. “Por un lado tenemos los grupos de formación, que trabajan con los niños a partir de los 3 años, 7 en el caso de snowboard, y por otro, nuestros profesores disponen de horas libres para poder dar clases a familias, niños que no forman parte de los grupos o vienen fines de semanas suelos…”.

Pero el Astún Club Deportivo es un club social “Somos una gran familia, un gran grupo de amigos que buscamos también la diversión en la nieve yen lo que valle nos ofrece”. Por ello, la actividad de formación y competitiva va de la mano con una gran actividad social, que este año además se va a ver reforzada: salidas con raquetas o senderismo, patinaje sobre hielo, talleres de encerado de tablas, utilización de ARVA o visualización de vídeos. Y como broche final, y principal acto de convivencia entre los socios, la carrera social que el club social celebra, habitualmente, en marzo para ir cerrando la temporada.

Todo el trabajo que el Astún Club Deportivo ha venido haciendo a lo largo de casi 40 años se ha materializado en una agrupación activa que mantiene la ilusión por el deporte de nieve intacta a lo largo de varias generaciones, algo que se aprecia en la sede social que el club tiene a pie de pista. La instalación cuenta con recepción y área de administración, zona de ocio en la que poder descansar o reponer fuerzas, y zona para calzarse las botas, así como una sala técnica en la que poder guardas y reparar el material. “Es importante que el esquiador tenga comodidades y se sienta como en su casa; lo que buscamos es promover el deporte de la nieve, desde la formación, pero sin olvidar la diversión y convivencia”. Apunta Retornano.

No solo los clubes deportivos trabajan para crear y fomentar una cantera en los deportes de nieve. La labor de las escuelas de esquí también es importante para promocionar el deporte y acercarlo al publico en general. En ese sentido la escuela de Esquí de Candanchú es pionera a nivel nacional, es la primera que se creo y organizó cursillos de esquí hace mas de 50 años. Desde entonces, personas de todas las edades, procedencias y conocimiento del esquí han pasado por las clases y cursos, individuales y colectivos, que organiza este colectivo que cuenta en la actualidad con 80 profesores titulados de todas las modalidades de esquí: alpino, fondo, snowboard, Telemark y esquí de montaña.

El objetivo de la escuela es dar a conocer los deportes de invierno entre el publico en general y promover la práctica, además de mejorar la técnica de aficionados y también profesionales que trabajen en los deportes de la nieve desde el ámbito de la formación. No hay que olvidar que la escuela de esquí de Candanchú ha sido el único centro de formación de profesores de esquí de toda España y aunque ya existen centros de formación en otras comunidades autónomas, el de Candanchú sigue funcionando.

Ascenso a las pistas todos van sonrientes.

El trabajo con la cantera también tiene otro aspecto, al margen de los cursos, que es el de la organización de eventos y competiciones. “Estos acontecimientos contribuyen a incrementar el nivel deportivo, promueven y dimensionan la estación”, señalan. Por ello, la Escuela no duda en aportar personal para organizar este tipo de eventos en la estación y colaborar en su perfecto desarrollo. “Fomentar los deportes de invierno en Candanchú es un trabajo que tenemos que hacer todos, porque repercute en todos los servicios que hay en la estación y en el valle y Jaca”.

 

Fuente Jacetania AHORA, publicación de la Comarca de la Jacetania (Numero 18 – Invierno 2017).