Primeras clases de la temporada

Esquiador

Una de esas ‘pequeñas cosas’ de las que te das cuenta con los años de experiencia, es que hay momentos de la temporada en que es más adecuado tomar clases ya que los alumnos (o los corredores) son más ‘moldeables’ a principio de temporada que a final de la misma y, por tanto, si se debe modificar o ‘pulir’ un gesto técnico, los primeros días de esquí son cruciales

Se trata de moldear los gestos técnicos cuando estos están menos consolidados, menos automatizados. Si lo pensáis, con el paso de los años y a medida que vamos interiorizando y automatizando un gesto, cada vez cuesta más cambiarlo.

A principio de temporada, después de unos meses sin esquiar, los gestos técnicos están menos ‘anclados’ en nuestro subconsciente y son más fáciles de desmontar o modificar. ¿No os sucede que después del verano cuando os ponéis los esquís por primera vez os notáis menos seguros, más inestables e incluso un poco descoordinados? Pues a eso me refiero, ese es el momento en que somos más permeables a los cambios en nuestros gestos técnicos y automatismos.

De manera que, si queréis conocer cual es el mejor momento para sacar provecho a unas clases de esquí, desde mi punto de vista es durante los primeros días de esquí de la temporada. Acercaros a nuestras instalaciones y os informaremos de cuales son vuestras mejores opciones.

Si lo hacéis así os ayudará a iniciar la temporada con una buena base, os será más fácil cambiar o mejorar gestos técnicos ya que estos están menos ‘consolidados’ y, por último, os ayudará también a establecer buenas rutinas y objetivos específicos para el resto de la temporada.

De modo que no dejéis la oportunidad de aprovechar este principio de temporada para seguir aprendiendo y mejorando.

¡Nos vemos en las pistas de Astún